jueves, 17 de septiembre de 2015

El viaje de Hades a Barcelona! Primera parada: Santiago de Cuba

En este breve relato desvelo la riqueza que recibió Barcelona con la llegada de Hades a la ciudad, dinero que llegó también a gran parte de la costa catalana y a muchas otras ciudades de España. Conocido en Roma como Plutón, su nombre viene de la palabra griega "ploutos", riqueza.

Patrocinador de algunos de los más ricos de la ciudad, Hades amasa grandes fortunas con métodos que implican muerte, sufrimiento o tortura. Antes de analizar la llegada de Hades a la ciudad, retrocederemos a un evento cuyos protagonistas fueron los dioses Hades y Urano: la revolución francesa.

Hades, el dios griego de submundo y los infiernos, era hermano de Zeus y Neptuno, según la Teogonía de Hesiodo. Tras repartirse el mundo, Zeus se quedó con los cielos, Neptuno con los mares y Hades con el mundo bajo tierra. Urano, al igual que Prometeo, encarna la libertad, la fraternidad y la igualdad, es un revolucionario que busca derrocar al tirano explotador, torturador y que abusa de poder.

Los dioses Urano y Plutón estuvieron muy ocupados en Francia y en Hati durante la revolución francesa. Plutón llegó a Barcelona a partir de la decada de 1830. Para seguirle la pista, iremos a Haití, la isla del Caribe compartida hoy día con la República Dominicana, tierra que vio llegar a Colón en su primer viaje a las "Indias". Durante la revolución todavía Haití era colonia francesa, y no un perfume francés precisamente, sino una fábrica de azúcar cuya población era mayoritariamente esclava. Tal como publiqué en 2009 en mi libro KARMA CON EL DINERO,


en el Haití pre-revolucionario casi un 90% de la población  se componía de esclavos traídos de Africa para trabajar en las plantaciones de azúcar. El resto de la población se repartía entre libertos, casi todos de color, y el resto eran blancos, provenientes de Francia la mayoría, propietarios de plantaciones, capataces, y comerciantes.

Tras la revolución francesa, la revolución estalla en Haíti, y bajo el lema "libertad, igualdad y fraternidad" termina independizandose de Francia. Los blancos franceses huyen del país, algunos regresan a Francia, otros a Nueva Orleans, y otros toman el camino más directo, la isla de enfrente, en concreto muchos van a parar a Santiago de Cuba: Hades deja Haití y se muda a Cuba.

En Santiago de Cuba, los franceses buscan hacer de nuevo aquello que tan bien les había ido en Haití, producir azúcar con esclavos negros y vender el azucar en el mercado europeo y americano, ávidos de la dulce droga. Plutón, que tantas fortunas había creado para los propietarios blancos de Haití. Hades deja Haití para instalarse en Cuba.

En Santiago de Cuba había una comunidad de catalanes que empiezan a recibir con buenos ojos a aquellos franceses, cuya lengua se parece al catalán, y que hablan de cómo hacer inmensas fortunas. Los catalanes, con puertos importantoes como Masnou, Mataró, Arenys de Mar y la propia Barcelona, tienen acceso a barcos para comerciar con esclavos. Así empiezan a habilitarse los "ingenios" en Cuba. Se denomina "ingenio" a la antigua hacienda colonial española con instalaciones para procesar la caña de azúcar y cuyo principal fin era obtener ron y azúcar.

El cultivo de la caña de azúcar crece exponencialmente en Cuba, y la trata de esclavos también. Cuba es el territorio favorito de Hades durante aquel siglo XIX. Se hacen grandes fotunas, la mayoría de paises europeos han prohibido la esclavitud y su comercio. Los catalanes tienen la exclusiva en Europa. El puerto de la Habana llegará a ser uno de los puertos más ricos del mundo, y a Santiago de Cuba también le tocó su parte!

Fruto de la venta del azúcar a Europa y Estados Unidos, y la trata casi exclusiva trata de esclavos de Africa y con destino a Cuba, en Cuba se crean grandes fortunas. Los primeros multimillonarios (hijos de Hades) llegan a Barcelona a partir de 1830.

El hombre más rico de Barcelona, y de toda España en aquella época, era una tal Xifré, del cual Barcelona todavía guarda testimonio. Una de las huellas inmobiliarias que dejó en la ciudad fueron unos bloques de viviendas, al lado del puerto de Barcelona, denominadas "Los porches de Xifre".


Fueron las primeras casas en Barcelona donde hubo agua corriente. Se pueden visitar pues se conservan perfectamente hasta hoy día. El restaurante las "Siete Puertas", parada obligada de muchos turistas, está ubicado en dicho edificio y no ha cerrado desde que abrió sus puertas en 1836, en época del propio Xifré. La siguiente foto aparecida en el diario EL PAIS en 2010, da testimonio del estado actual del restaurnate en la parte exterior del edificio.


Continuará!

domingo, 23 de agosto de 2015

Barcelona es del signo Acuario, y Miami es Leo

Las ciudades, dependiendo de cuando fueron creadas, tienen su fecha de "nacimiento" y por tanto signo astrológico, igual que las personas. La ciudad de Miami fue oficialmente registrada como ciudad el 28 de julio de 1896, por tanto es del signo LEO. La verdad es que hay partes de la ciudad donde domina el glamour y el lujo; sobre todo en los más de 30 kilómetros de playas, pequeñas islas y cayos: son áreas consideradas de mucha categoría, propio del signo LEO. En cuanto a coches (en Miami, los llaman carros) creo que no he visto tantos de lujo en ninguna otra ciudad de Estados Unidos, excepto en áreas de Los Angeles, New York o San Francisco!

Barcelona, en cambio, tiene fama de ser ACUARIO, justo el signo contrario de LEO. La verdad es que no sabemos con exactitud cuando fue creada, su nombre romano es BARCINO, y de esto hace unos 2000 años. Lo que podemos constatar es que se trata de una ciudad "eléctrica", abierta, tolerante y rebelde al mismo tiempo (el anarquismo, que es una forma de rebeldía y búsqueda de libertad tuvo muchísimo auge en Barcelona). La ciudad es amante de la novedad y de la libertad. Todas estas características pertenecen al signo ACUARIO. Las personas con influencia de ese signo destacan por su inteligencia, agilidad mental y capacidad de entender las cosas. Para toda esa inteligencia hacen falta unas buenas neuronas!

Pues aquí viene el dato curioso: parece ser que la teoría de la neurona fue descubierta por SANTIAGO RAMON y CAJAL cuando vivía en Barcelona, en el año 1888. En la calle del NOTARIADO, en el barrio del RAVAL de Barcelona, le hice una foto a la placa conmemorativa que la ciudad le dedicó, en el cincuenta aniversario de su muerte, a tan ilustre ciudadano, que si bien no nació en Barcelona y residió en la ciudad solo un tiempo, allí tuvo lugar un descubrimiento que le valdría un premio nobel. La foto de la placa está en catalán pero se entiende bien!

martes, 16 de junio de 2015

El dios del dinero en la carta de Jordi Pujol

Los indicadores de dinero, en una carta natal, son principalmente Venus, Júpiter y Plutón. Concretamente Venus tiene que ver con lo relacionado con dinero, incluyendo entidades bancarias (bancos). También Plutón, pues el dios es inmensamente rico y rige por tanto las grandes acumulaciones de dinero.

En personas con mucho dinero (multimillonarios) que además tienen relación con bancos, Venus y Plutón son indicadores de gran importancia, su ubicación en el horóscopo (carta natal), tanto la casa y el signo, como los planetas en conjunción y oposición (y demás aspectos) y, además, el planeta regente del signo donde se hallen Plutón y Venus, y sus respectivos dispositores (regentes).

Jordi Pujol estuvo muy vinculado a la entidad bancaria "BANCA CATALANA". El objetivo de este banco era proporcionar un banco de inversiones "local" para el empresariado catalán. Cuando ese banco quebró, se produjo un doble escándalo: por una parte afloraron posibles desvíos de fondos a los socios durante la quiebra, por otra parte el gobierno de España no quiso rescatar al banco y lo puso a la venta.

El poder está representado, entre otros indicadores, por la casa 10 y por Saturno. En la carta de Pujol Soley, en la casa 10 está Saturno retrógrado opuesto a Venus y Plutón. Cuando aparezca un conflicto, el gobierno en el poder (Saturno) se va a "oponer" al rescate del banco (Plutón y Venus).

¿Pujol puede ser considerado un plutócrata? Recordemos que los términos "plutocracia", el gobierno de los ricos, y "plutócrata", el que gobierna respaldado por su dinero.



El indicador, en este caso el planeta Plutón, en el horoscopo de Jordi Pujol Soley, el expresidente de la Generalitat de Catalunya, está ubicado en la zona familiar (casa 4) y más concreto en la zona del padre (algunos astrólogos, entre los que me incluyo, consideramos la casa 4 indicadora del padre y la 10 indicadora de la madre).

Además, otro indicador de dinero, Venus, está al lado mismo (conjunto) del dios del dinero (Plutón) en la carta de Pujol. Para redondear el tema, ambos indicadores están bajo el signo de Cáncer, uno de los signos zodiacales más familiares; indica dinero familiar y la procedencia del dinero: el padre.

Lo que está ocurriendo en el caso "Jordi Pujol Soley" es que, todos sus hijos tienen mucho dinero, pero hay dos de ellos cuyas fortuna es digna del mismo Plutón.

La zona familiar (casa 4) es más bien una zona privada, que rige el final de las cosas, y de por sí no es una zona de éxito, más bien lo contrario: el éxito lo ubicamos en la zona 10, su opuesta. Por ello "BANCA CATALANA" acabo vendida a otro banco (el BBVA actual), Pujol no tiene soporte astrológico para el éxito en entidades bancarias.

Volviendo a casa 4 de Pujol, esa cantidad de dinero (fortuna digna de Plutón), por estar allí ubicada, debería permanecer oculta. Sin embargo, en julio de 2014, otro dios le obligó a anunciar sus fondos no declarados. Ese anuncio, en la casa 3 (comunicados) tiene a Júpiter (indicador de la prensa y medios de comunicación masivos) en el signo de Géminis (hablar, airear, comentar), pone en peligro su fortuna. De hecho la casa 3 simboliza, por casas derivadas (la casa 3 es la 12 de la 4): pérdidas familiares, en este caso amenaza la fortuna familiar.

Parece ser que el anuncio se produce para proteger a sus hijos. En la carta de Pujol, están indicados por la Luna (cúspide de la casa 5 en el signo de Cáncer) y por el Sol (parte de la casa 5 está en Leo, signo regido por el Sol).los cuales vienen indicados por el Sol (regente de la casa 5) y también por Mercurio: dispositor del Sol en Geminis de Pujol. El Sol en la casa 3 pone en riesgo la fortuna personal. Mercurio está en la zona 2 dinero personal de Pujol. Así como él hizo ganar dinero a sus hijos, la fortuna personal debía quedar oculta.

La Luna en la carta del señor Pujol está en Escorpio, signo muy afín a las finanzas, cobro de intereses y comisiones, algo muy común también por parte de los bancos. Pero Escorpio es además el signo de lo oculto en el horóscopo. Es decir, pudo ser con toda probabilidad acusado de cuentas ocultas, intereses ocultos e incluso comisiones ocultas, debido a la naturaleza de Escorpio. Por si fuer a poco, la Luna en la carta de Jordi Pujol Soley está en la casa 8, que indica dinero de otras personas, impuestos, intereses, y dinero de socios o de personas que sean consideradas temporalemente socios.

Para saber más acerca del origen de esa fortuna, una parte se ve que son fondos ocultos y que pueden proveer de otras personas, incluso de la época de BANCA CATALANA o de otros socios o asociados que haya tenido durante su carrera. Ello viene indicado por la Luna (regente del signo de Cáncer), donde Pujol tiene su fortuna. La Luna está caida en Escorpio, lo cual a la larga puede debilitarse, especialmente cuando salga a la luz: Escorpio es secretivo y se maneja bien ocultando cosas.





miércoles, 10 de junio de 2015

Plutón: dios de la riqueza

Para temas de dinero en una carta astral, hay que mirar planetas relacionados con dinero: Venus, Júpiter y Plutón.
Venus tiene que ver con el dinero que recibimos o disponemos para vivir.

Júpiter indica bastante dinero y la capacidad de generarlo en cantidades abundantes.

La palabra ploutos, que en griego significa riqueza, da nombre a Plutón, el dios de la riqueza. De Plutón derivan los términos "plutocracia", gobierno de los ricos, y "plutócrata", el que gobierna respaldado por su dinero. En una carta astral, Plutón no solo indica mucho dinero, sino la presencia de individuos millonarios (billonarios o ultra ricos), y la posibilidad tanto de contactarlos como de convertirse en uno de ellos.

De hecho la abundancia de aquella época venía en gran parte de la tierra, o mejor dicho, de debajo de ella. Ploutos era hijo de Demeter (hermana de Zeus), toda una indicadora de abundancia, pues como diosa de la cosecha presidía sobre los granos (cereales) y la fertilidad. Como la cosecha de algunos cereales ocurría en setiembre, Demeter (Ceres en Roma) se asociaba con la constelación de Virgo. Signo de tierra, es un elemento cuya capacidad para acumular dinero se basa en ahorro en las compras, en gasto inteligente y decir no a muchos gastos, e inversiones que produzcan. Algunos inversores billonarios, como el  norteamericano Warren Buffett, han nacido con el Sol en el signo de Virgo. De hecho, según una estadística elaborada en norteamérica, Virgo era el signo más que más predominaba entre los multimillonarios, seguido de Aries. Eso no significa que todos lo sean, pero dentro de un grupo de millonarios, habrá más nativos Virgo que de otros signos.

Demeter tenía otra hija, Perséfone, la cual tras ser raptada por el dios Hades (Plutón), hermano de Zeus (Júpiter), fue convertida en reina del inframundo. La desesperación y tristeza de Demeter fue tal, que se negó a que los campos producieran su fruto. Zeus no podía consertirlo y tuvo que negociar con su hermano Hades, el cual aceptó. Pero antes de partir, Hades la tentó a comer un grano de granada y Perséfone acedió. Al darle la bienvenida, Demeter se aseguró que Perséfone no hubiera comido nada del inframundo. Entonces confesó lo del grano de granada. Demeter se entristeció pues comer algo del inframundo impedía salir de allí. La depresión de Demeter dejó los campos desatendidos. Al no haber cosechas, Zeus pactó con Hades (Plutón) que Persefóne estaría con su madre unos meses al año (tres o seis meses) suficientes para alegrar a Demeter. Cuando los campos dieran su fruto, Perséfone regresaría con Hades hasta la siguiente cosecha.

Así el mito explica por qué los campos producen durante seis meses. La abundancia, por tanto, también viene de Demeter. Era la Virgen (Virgo) a la cual se le rendía culto en la mayor parte del Mediterraneo. De hecho, Ploutos era el hijo de la virgen Demeter, se los solía representar como la Virgen con el niño en su regazo.

A Hades en Roma se le conoce como Plutón, que de por sí ya era un dios de abundancia, acabó fusionado con el hijo de Demeter, Ploutos, dando lugar a la figura del dios de la abundancia.

En la carta natal (horoscopo en el momento del nacimiento), si Plutón está en el ascendente (casa 1), entonces las características de Plutón están en uno mismo, y hay la posibilidad de convertirse en un plutócrata.
Si está en la casa 2, hay posibilidades de ganar mucho dinero en alguna época de la vida.
En casa 3 puede indicar algún contrato o escrito, que traiga mucho dinero, o que algun hermano tenga acceso a la plutocracia. Puede indicar que a nivel familiar, o por parte del padre, se puede perder bastante dinero.
En la casa 4, las propiedades inmobiliarias pueden ser importantes y de mucha categoría o valor. El padre puede tener contactos con la plutocracia.
Si está en la casa 5, puede indicar mucho dinero por venta de propiedades, por inversiones especulativas, y por el juego.
Si está en casa 6, posibilidades de que la pareja pierda mucho dinero, o que algun socio plutócrata lo pierda. También hay posibilidades de algún trabajo donde haya algun plutócrata y por tanto se pueda ganar un buen dinero.
Cuando Plutón está en la casa 7, posibilidades de que la pareja tenga mucho dinero, o que haya algun socio plutócrata a lo largo de la vida. Uno tiene la capacidad de que otros ganen mucho dinero.
Si Plutón está en la casa 8, las posibilidades de acceder, disponer e incluso manejar el dinero de la pareja, o de un socio, son muy altas. También se incrementan la posibilidades de alguna herencia importante.
Cuando Plutón está en casa 9, pueden venir pérdidas importantes de dinero, especialmente a nivel de empresa. Las posibilidades de riqueza en este caso vienen por publicaciones, libros, universidades, premios, comercio internacional, escuelas superiores o iglesias.
En la casa 10, indica una empresa en la que hay un plutócrata, o mucho dinero por parte de la madre, y también posibilidad de trabajar para una empresa de mucho poder o de gran capacidad económica.
En la casa 11, indica capacidad de generar mucho dinero para la empresa donde uno trabaje, así que sería recomendable hacerse socio (si es posible). Capacidad de trabar amistad o conocer a plutócratas.
Si está en la casa 12, hay posibilidades de pérdidas de mucho dinero. Posibilidades de contactar con personas que ganen mucho dinero de forma ilegal u oculta. Algún amigo plutócrata puede ir a parar a la cárcel. Cuidado en esta posición pues tiene que ver con prisiones y hospitales.








viernes, 27 de marzo de 2015

Elementos (fuego, aire, agua y tierra) versus conflictos y proyectos

El psicólogo Ralph Metzner hizo un estudio de la relación entre elementos (tipos de personalidad) y conflictos. Según sus conclusiones cada elemento metaboliza a su manera los conflictos y los obstáculos. 
Los signos de fuego (Aries, Leo y Sagitario) se crecen y ganan poder ante los obstáculos, los derriban a la fuerza, los queman o los ahuyentan; el tacto y la diplomacia no son virtudes de este elemento.
Los signos de aire (Libra, Acuario y Géminis) tienden a “elevarse por encima del conflicto y a flotar alrededor de él. 
Los signos de agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) detestan todo tipo de conflicto, excepto los del signo escorpio, los cuales se motivan ante problemas y retos, así pueden medir su fuerza, su resistencia y sus recursos. Sin embargo los escorpiones guardan silencio para evitar causar más conflicto”.
Los signos de tierra (Capricornio, Tauro y Virgo) desdeñan el conflicto. Prefieren absorber poco a poco el grueso del problema. Son sólidos y cuando se les presiona afrontan el problema resistiendo al máximo.

Para Lois Sargent, los signos de fuego responden con intensidad a los conflictos, prefieren acción directa y actúan por impulso en lugar de deliberar la situación. Los signos de tierra se motivan ante resultados prácticos y útiles, suelen tener mucho sentido común, aunque no siempre lo usen.

Los cuatro elementos nos ayudan a entender el desarrollo de los cualquier acontecimientos de nuestra vida. Por ello es importante no solo entender cada elemento sino el orden en que actúan: 

El fuego actúa rápido, suele ser el primero pues corresponde al impulso inicial. Es innovador y pionero, irreflexivo y arriesgado, el deseo de cambiar para mejorar, una nueva o diferente aventura, o de abrir una vía nueva. 

Después viene el aire con sus reflexiones sobre el nuevo asunto traído a la mente por el fuego, viendo los pros y contras, analizando datos, libros, información, comentarios, opiniones, y la experiencia de otros; el aire hace planes y previsiones, es decir plasma la idea en un mundo mental. 

El tercer elemento es el agua, es la fuerza y la motivación para empezar a actuar, la capacidad de vencer los miedos y lanzarse a hacer cosas, complaciendo a otros, especialmente al fuego, que se muere de ganas de actuar, y al aire, que está mareado de tantos datos y planes, y se encuentra paralizado por tanta información; el agua puede ser brusca e intensa y no necesariamente cuidadosa, más bien busca eliminar todo rastro de lo que había antes. 

Al final está la tierra, el que hace lenta y cuidadosamente el trabajo, sin arrebatos ni golpes bruscos del agua, todo en orden, limpieza, precisión, siguiendo el plan y sin cambios de última hora, listos para repetir el proceso tantas veces como haga falta,  y producir tanto como sea posible.

lunes, 16 de marzo de 2015

Elementos astrológicos para determinar tu tipo psicológico

El conflicto entre opuestos marca profundamente nuestra vida: la lucha entre riqueza y pobreza, libertad y esclavitud, pensar-sentir, rápido-lento, conservador-innovador, realidad-posibilidades, sueño-raciocinio, cabeza-corazón, masculino-femenino, grande-pequeño, frío-caliente, padre-madre, guapo-feo, bueno-malo, divertido-aburrido, o vivo-muerto, son solo algunos de los pares de opuestos que nos presenta la vida.

Cuando vivimos un extremo solemos demonizar el otro. Llega un momento en que la sabiduría nos dice que no hay bueno o malo. El Buda lo pregonaba hace dos mil quinientos años: la clave es la vía media. Pero si cerramos la puerta a Sofía (la sabiduría), en su lugar vendrán enfermedades, pérdidas, aburrimiento u otras circunstancias de la vida que nos desplazarán hacia lo que hemos demonizado.

El conflicto es esencial para el crecimiento psicológico. Según Jung, para nuestro crecimiento psicológico debemos en afrontar, dentro de nosotros, el conflicto entre dos opuestos. Según plantea Patrick Harpur en su libro Realidad Daimónica, el camino enriquecedor consiste en soportar tan conscientemente como nos sea posible, la tensión entre dos opuestos, sin eliminar ninguno,  y manteniéndolos sin resolver. Será doloroso pero honrado. La energía finalmente se retrae del conflicto y se hunde en el inconsciente, de donde emergerá una solución creativa, totalmente nueva e imprevisible.

En mi libro El poder del inconsciente presenté un método para acceder a soluciones creativas ante cualquier problema o conflicto. La solución que el día anterior parecía complicada, por la mañana aparecía por sí sola y sin pensar. Venía como una intuición, como si el alma durante el sueño hubiera accedido a algún lugar dónde le había sido revelada una solución creativa a un problema que parecía irresoluble. La historia está repleta de casos como el mío. Algunos han recibido premios Nobel por fórmulas que han soñado o por experimentos que les han sido revelados durante el sueño.


Tras una exhaustiva investigación en áreas tan diversas como la mitología, las religiones (gnosticismo, paganismo, cristianismo), la filosofía (Nietzsche, Schopenhauer, William James, etc.) e incuso la astrología, el psicólogo suizo Carl Gustav Jung (1875 - 1961) redujo a cuatro las funciones como la mente humana encara la vida: pensamiento o sentimiento, percepción o intuición. Cada una corresponde con un tipo psicológico:

INTUITIVO – SENSORIAL y PENSAR – SENTIR

Nuestro crecimiento psicológico depende de cómo lidiamos y armonizamos contrarios y los tipos psicológicos son la baza para encarar nuestra lucha contra los elementos. Como las dos caras de una moneda, los cuatro tipos psicológicos forman dos pares de opuestos. Siendo ambas válidas, el conflicto aparece cuando manejar las al mismo tiempo nos parece imposible.
El pensar y el sentir se oponen. Cuando pensamos usamos la lógica y censuramos nuestros sentimientos; y a la inversa, cuando sentimos nos suele importar poco la razón. Una persona puede pensar con la cabeza o con el corazón.


Ocurre lo mismo con la intuición y la percepción. La intuición detesta la realidad y las limitaciones del mundo real, y le fascinan las posibilidades y las nuevas opciones; en cambio para la percepción sólo existe la realidad, lo palpable, y huye de quimeras y especulaciones. Lamentablemente cuando un tipo se junta con su opuesto, suele haber tensión y conflicto.

lunes, 9 de marzo de 2015

Arquetipos: dioses y símbolos astrológicos

Símbolos astrológicos y la forma humana de los arquetipos

A medida que la idea de Zeus iba aposentándose en el Olimpo, dos diosas estaban sentadas junto a él: Temis, lo justo o la justicia divina y Diké, la justicia humana. En la simbología astrólogica, Diké a veces se asocia con el signo de Virgo. Según la Teogonía de Hesíodo, Diké era hija de Zeus y Temis, la segunda consorte de Zeus, y ambas representaban la justicia: Temis la divina y Diké la humana. Más tarde, en Roma, la justicia sería representada como mujer, con una balanza en la mano derecha y una espada en la izquierda. A partir del siglo XV se la empezaría a representar con los ojos vendados. Finalmente la diosa de la justicia ha quedado asociada al signo de Libra.

Quizás los dioses griegos, tan populares y cuyas historias son motivo de estudio e inspiración, sean el primer intento de dar forma humana a los dioses como poderes superiores a los hombres. Los arquetipos son precisamente eso: poderes invisibles superiores a nosotros cuyos símbolos son capaces de controlar y alterar nuestro destino.

En tiempos de Platón, esos dioses Olímpicos antropomórficos (con forma humana), cuyo éxito y supervivencia pasó por ir absorbiendo diferentes cualidades de otros pueblos, ciudades e incluso tribus donde había un culto parecido, tuvieron que adaptarse a toda una serie de deidades astrales vinculadas con planetas, astros y constelaciones que procedentes de Babilonia penetraron en Grecia. ¿Cuál sería el dios griego asociado con el babilónico dios guerrero Nergal? ¿Quién se correspondería con el sol babilónico Shamash? ¿Quién ocuparía el lugar de Marduk, patrón de Babilonia?

Detrás del símbolo, encontramos al arquetipo. Y vemos que el símbolo genera tanto religión como superstición. La diferencia entre ambas radica en que la superstición degrada el culto, pues cambia las creencias en meros hechos y suposiciones, las cuales funcionan y pueden ser activadas sin un propósito superior, sin esfuerzo, sin luchar por ello ni hacer ningún cambio ni ninguna transmutación, sin tener en cuenta el beneficio o la mejora, tanto de uno mismo, como de los demás. La religión en cambio busca un propósito superior, hay una verdad más allá la cual no podemos ver, tan solo intuir. Los conceptos usados por la religión quizás sean inadecuados en la mayoría de los casos, porque la verdad está más allá de los símbolos y los ritos. En realidad la verdad no es algo que tengamos que conquistar, quizás baste tan solo con perseguir.

Ocurrió lo mismo con los dioses del Olimpo, quizás podían ser adorados pero no eran más que metáforas, símbolos de un poder superior que todavía no podía ser concebido por los seres humanos.

lunes, 2 de marzo de 2015

Que es un arquetipo

La palabra arquetipo es griega: «arque» significa origen, principio o causa principal;  «tipo» significa algo que ha sido imprimido, moldeado o formado por un golpe brusco. Caprichosos y a veces fatalistas, los dioses de antaño son ahora arquetipos: sus leyes regían nuestro destino y su energía divina ponía a prueba nuestro temple. En realidad, los dioses y monstruos de la mitología y de las tradiciones religiosas son repeticiones y variaciones de unos pocos arquetipos.

El mundo psíquico es inmenso y abarca mucho más que nuestro consciente. El psicólogo suizo Carl Gustav Jung (1875 - 1961) describió nuestra consciencia como una pequeña isla en medio del océano inconsciente. Quizás ése era el mundo real, y nuestro pequeño mundo consciente un sueño.

Aunque hoy lo denominemos “plano astral”, para Jung ese vasto océano era el inconsciente colectivo. Como el término sonaba muy racional y neutro, en su autobiografía buscaría alternativas como “maná”, “dios”, "daemon", o simplemente “ángel”.

No podemos ver a los ángeles, ni las ondas de radio o televisión, tampoco nuestras emociones y sin embargo existen y están muy presentes. Quién nos hace comer chocolate de manera compulsiva, o fumar, sabiendo lo perjudicial que resulta. Según la ciencia médica, alguna molécula es la responsable; la nicotina o el azúcar crean la dependencia. Al final el desequilibrio llega a poner en riesgo nuestra salud.

Jung dio a los arquetipos el apodo de «dominantes» y los consideró puntos nodales invisibles ubicados en el inconsciente colectivo. Los arquetipos son atemporales y pertenecen a un mundo psíquico cuya contenido nos emociona, apasiona y conmueve. Considerados los órganos de la psique, los arquetipos funcionan como campos magnéticos emitiendo constantemente energía psíquica. Por esa razón se les equipara con “centros de energía” que transforman los procesos psíquicos en imágenes.

Las imágenes procedentes de los arquetipos llegan a nuestra mente en forma de sueños, intuiciones y símbolos. De esta forma se hacen perceptibles a nuestra mente. Mucho más que una simple imagen, un símbolo es una manifestación de la energía del arquetipo, una señal cargada de emoción capaz de movernos a actuar.

Las imágenes generadas por los arquetipos son símbolos que suelen derivar en mitos. La mitología humana ha producido símbolos similares tanto en épocas diversas y como en países diferentes incluso sin haber contacto aparente entre ellos. Los investigadores de mitología denominan a los arquetipos «motivos».

Al inconsciente colectivo, Jung solía compararlo con el mar, imagen que aparece por igual en sueños individuales como en mitos primitivos, donde el océano es representado a menudo como un universo-espejo que contiene reflejos de lo que hay en la Tierra. 

De hecho, Jung vislumbró una serie de puntos nodales invisibles ubicados en el inconsciente colectivo. Aunque preliminarmente los apodó «dominantes», finalmente los llamó arquetipos y sospechó que contendrían mucha más energía de la que podríamos manejar consciente y racionalmente.

De hecho, tanta energía psíquica, grandiosa y divina numinosa— nos trasciende y sobrepasa al ego. Además de obligarnos a dejar de ser inconscientes y egoistas, el arquetipo nos hace mejorar y ser más íntegros. Nos refina y transforma mediante esos símbolos que constantemente nos envían. En la antigüedad, los mitos servían para contener esa energía. 

La transferencia proveniente de los arquetipos no pertenece al reino humano. Por ello necesitamos buscar un vehículo apropiado para esa grandiosidad, y aunque mucha gente lo encuentra en la iglesia, otros prefieren las ideologías. Cuando una ideología llega a ser numinosa puede ser portadora de energía grandiosa.
Por tanto, un posible efecto tras recibir esa energía puede ser o bien narcisismo, sentimientos de grandiosidad o ego inflado. Cualquiera de nosotros es víctima potencial de la grandiosidad porque todos tenemos acceso a esos poderosos centros de energía.

Detrás de muchos de nuestros problemas psicológicos están los arquetipos. Aparecen en forma de psicosis cuando los complejos se convierten en entidades con vida propia que nuestra voluntad no puede dominar, o con paranoias que anticipan al arquetipo por todas partes. Aparecen también en forma de neurosis cuando nos causan problemas nerviosos: trastornos compulsivo-obsesivos, ansiedad, fobias y depresión. En los planetas orbitando a una estrella, Jung halló el origen de los complejos: el arquetipo, el cual se comporta como una estrella capaz de hacer girar nuestros pensamientos alrededor de ella.